Tintaleo 0-3Todos queremos que nuestros hijos lean y nos encantaría que lograrlo fuera tan fácil como desearlo, sin embargo sabemos que para ello es necesario que pongamos un mínimo de esfuerzo. Pero hasta los 3 años los vemos y sentimos tan pequeños que pensamos que podemos darle largas al asunto, y surgen un sin fin de interrogantes que, a veces, terminamos convirtiendo en excusas: ¿Cuándo comenzar a hacerlo? ¿Será muy pequeño aún? ¿Entenderá algo de lo que digo si no habla todavía? ¿Se divertirá? ¿Recordará algo?

Con respecto a la pregunta de si vale la pena leer a los más pequeños, Nurmiria Rondón afirma sin titubeos: “¡Claro que vale la pena!”. Ella es Fisioterapeuta del Centro Nacional de Rehabilitación de Venezuela, especialista en Evaluación e Intervención Temprana en el Desarrollo de Niños de Alto Riesgo, certificada en Tratamiento Neuro Evolutivo y Evaluación y Tratamiento de Trastornos Neuromotres en Neonatos y Lactantes y, entre otras cosas, socia fundadora del Centro Terapeútico de Neurodesarrollo (CENTER) de Venezuela, y habló con Tintaleo sobre la importancia de estimular a nuestros niños desde temprana edad y el gran apoyo que termina siendo la lectura para este proceso.

 

 

¿Qué actividades recomiendas que estimulen el desarrollo de niños entre 0 y 3 años?

Lo más simple es muchas veces lo más importante dentro de las primeras etapas de desarrollo. Los niños antes de los 3 años de edad aprenden más y mejor a través del amor de su familia y del juego. Esto es sumamente importante, pues en esta etapa podemos hacer de su mundo algo fascinante, donde jugando puede explorar, interactuar, aprender y divertirse con su entorno y sus seres queridos. Esto le dará excelentes herramientas para su futuro y seguridad como individuo.

¿Entra la lectura dentro de estas actividades?

Cada niño es un ser único e incomparable, cada bebé viene con su capacidad individual de procesar e interpretar el mundo que le rodea, razón por la cual debemos darle el mayor abanico de estimulación para que tenga la oportunidad de nutrirse a través de sus 5 sentidos; mediante sonidos, sabores, olores, música, mostrándole imágenes, permitiéndole tocar lo que está viendo y a través de movimientos como mecerlo, bailarlo, etc. Así, en la medida que vaya desenvolviéndose en su desarrollo, pueda ir recordando lo que vio, lo que escuchó, lo que tocó y lo que le fue agradable o desagradable, etc.

De aquí la gran importancia de incluir dentro de la rutina diaria del niño la lectura sin importar cuál sea su etapa de desarrollo y, más aún, hacer de esta actividad un momento de placer, de comunicación y de acercamiento con él que, sin lugar a dudas, refuerza sus lazos afectivos y su buena memoria.

A través de la lectura de un cuento, le damos múltiples estímulos a un bebé, como lo son el vocabulario, la entonación, la concentración, la atención a los diferentes sonidos. Si incluimos muecas que puedan acompañar la lectura, va a ser mucho más divertido para él, va a ser un momento de total disfrute, y si, además, tiene oportunidad de tocar el cuento y manipularlo, estamos estimulando las áreas sensoriales, perceptuales y motoras del bebé. No tiene desperdicio.

¿A partir de qué edad debería hacerse?

Puedes empezar a leerle en voz alta al bebé desde que está en la pancita, al igual que con las canciones, sin importar que esté entendiendo o no el contenido, el niño empieza a familiarizarse con las diferentes tonalidades de voz, voces que serán totalmente conocidas y que le darán seguridad luego de nacido.

La lectura de cuentos tiene muchos beneficios. Con un cuento adecuado a la edad del bebé despertamos su curiosidad, su atención, imaginación, concentración, estimulamos su lenguaje y su interacción y conocimiento del entorno. Existen diferentes tipos de libros que, dependiendo de sus materiales, texturas, tamaños, formas, colores, sonidos y hasta olores, vienen a ser compañeros inseparables de juego, brindando infinitas oportunidades a los adultos de interacción.

Las canciones de cuna son el primer contacto que tienen los niños con el mundo literario ¿Qué influencia pueden tener estas canciones en los niños durante sus primeros años de vida?

Cantarles a los niños es un acto de amor. A los bebés les encanta la música, a unos más que a otros, pero todos disfrutan de las melodías, de las muecas, la interpretación de la canción, la voz que está haciendo la interpretación y las diferencias entre una voz y la otra. Por lo que empiezan importantes conexiones interneuronales que los ayuda en las primeras etapas para identificar los diferentes tipos de personas que los rodea, diferentes tipos de palabras, su significado y asociaciones, olores, colores, etc. y que les da además sensación de seguridad, lo estructura y fomenta el bienestar y los lazos familiares.

¿Cómo sacar provecho de los libros para estimular el lenguaje en los más pequeños?

Los niños son grandes imitadores, por lo que su entorno es la primera herramienta de aprendizaje, es la primera puerta hacia el conocimiento. Y la inclusión temprana de la lectura de cuentos, las canciones y el juego, son formas muy divertidas para sacarle el mejor provecho a esta estimulación, con lo que podemos abarcar tanto las necesidades motoras, cognitivas, sensoriales y perceptivas.

Durante los primeros meses, para la estimulación del lenguaje, la repetición de los sonidos es sumamente importante, es una forma de familiarizarlos con las diferentes palabras, con los nombres de las personas y las cosas y, por tanto, de mejorar sus habilidades lingüísticas.

Las famosas tabletas y celulares parecieran estar convirtiéndose en una extensión del brazo de los niños. ¿Qué beneficios trae regresar a lo básico y ponerlos en contacto con libros físicos, papel y lápiz, interacciones reales?

En esta era digital es muy difícil negarles esta tecnología a los niños, pero sí podemos posponerla o simplemente dosificarla. Una tableta o un celular muchas veces son utilizados por comodidad. Un instrumento de “cállate por un momento” o “para que se distraiga”, no le da verdadera oportunidad al bebé de ser creativo, manipularlo, llevárselo a la boca, tirarlo al piso, es decir, es menos personal, le da menos oportunidad de interacción y participación juguete-niño, cosa que limita su forma de estimulación.

En estos primeros años, ¿cuáles son los pros y los contras de la tecnología?

En lo personal, preferiría que la tecnología, nada criticable y siendo una realidad necesaria en nuestros tiempos, no entrara dentro de esta primera etapa del desarrollo.

Los pro de la tecnología como la televisión, la computadora o un tablet, es que el bebé puede ver movimiento y acción dentro de la historia, cuento o película, y está muy bien cuando hay una orientación simultánea o cuando el niño ya tiene experiencia y conocimiento sobre qué trata lo que está viendo. En caso contrario será una imagen fría sin interacción directa con él, sin que pueda repetir las partes que más le gustan, sin la manipulación que puede brindarle un cuento, al igual que un juguete que puede ser compañero, que el niño pueda tirar al piso, recogerlo, pasearlo, llevarlo a la boca, arrastrarlo, abrazarlo, etc. Ésta es una interacción que jamás podrá tener con un teléfono, un tablet, DS o una computadora.

 


Conociendo a Nurmiria Rondón

Háblanos un poco de tu experiencia profesional.

Yo me gradué primero de Fisioterapeuta en el Centro Nacional de Rehabilitación en Venezuela y luego me especialicé en Evaluación e Intervención Temprana en el Desarrollo de Niños de Alto Riesgo, Pretérmino o con Trastornos Neuro-motores. Esta preparación en el área infantil inició en 1993 en Brasil, certificándome en Tratamiento Neuro Evolutivo según la Metodología de Bobath; luego en Venezuela me certifiqué en Evaluación y Tratamiento de la Parálisis Cerebral (1996). En 1997 me certifiqué en Evaluación y Tratamiento de Trastornos Neuromotores en Neonatos y Lactantes con la instructora alemana Karen Toppler y en 2002 hice un curso avanzado para la evaluación y tratamientos en la primera etapa del desarrollo (Baby’s Course) con la neoyorquina Joan Mohr. Dos años después me preparé en el tratamiento de hemiplejia en niños. Además de esto hice un entrenamiento de Equilibrio Cráneo Sacral, análisis en los signos de alertas en el desarrollo infantil, análisis y estudio de los trastornos en el desarrollo motor del niño autista. Soy socia fundadora del Centro Terapéutico de Neurodesarrollo (CENTER) en Venezuela desde el año 1993 hasta la actualidad.

¿Por qué decidiste trabajar con niños?

Me encantan los niños, me encanta su autenticidad, su genialidad, su capacidad insaciable de aprendizaje, son esponjas que van absorbiendo todo a su camino, preguntando e interpretando de una manera única e irrepetible. Toda experiencia la trasladan a juego, la disfrutan y hacen que tú lo disfrutes con ellos. Todos deberíamos aprender eso de los niños, son excelentes alumnos y los mejores maestros. Además, son nuestro mejor espejo (eso, para algunos, es un riesgo, pero para un padre responsable y alerta es un buen termómetro para saber cómo está educando a su hijo). Hay que estar muy atentos a lo que estamos viendo en su comportamiento, porque justo lo que vemos en ellos es lo que le estamos enseñando. Observándolos podremos responder si son felices, creativos y seguros.

¿Qué representa la infancia para ti?

Para mí la infancia es una promesa. Es una piedra preciosa en bruto en espera de esa transformación que lo convertirá en una pieza única que viene a embellecer el planeta, es decir, una joya. Sin embargo, esta etapa es tan susceptible, tan delicada, tan precisa, que necesita atención constante y proactiva en cada uno de sus períodos de transformación (todos importantes), en cada una de las etapas de su desarrollo, pues de nosotros (sus padres, familia y maestros), va a depender en gran parte, según las herramientas que les facilitemos, que esta experiencia que se llama “vida”, sea la mejor.

Regálanos una conclusión personal entorno a la importancia de leer a los niños.

Siempre será de mucho provecho leerle a un niño en las diferentes etapas del desarrollo, adecuando los cuentos según su nivel de aprendizaje y al conocimiento que tenga. No demos nunca por sentado lo que el niño puede aprender o no, nuestro trabajo como adultos es entregarle las herramientas de aprendizaje y mientras más temprano mejor. Además, estaremos enseñándoles, a través de este buen hábito, que la lectura es una actividad agradable, maravillosa, con la que, más que cantidad, le damos calidad a su aprendizaje.

 

Foto: Carla Galvez de Carrillo @carlagalvezt

X