Una de las maravillas que tienen los libros es que hay miles de momentos y lugares para leerlos: en la sala de espera del pediatra, mientras esperamos que uno de los hermanos haga un deporte o actividad extracurricular, en el silencio que nos regala la biblioteca, en una tarde lluviosa o en uno de esos largos días en los que la nieve nos bloquea la puerta de salida. Sin embargo, con frecuencia la mayoría de las personas esperamos el final del día y dedicamos un tiempo a la lectura antes de dormir; ese momento en el que el motor del día baja sus revoluciones y poco a poco nos apagamos, sólo para volver a arrancar a toda velocidad unas horas después.

Pero, ¿deberíamos inculcar en nuestros niños esta costumbre? Aquí van 5 razones para leer con tus hijos antes de dormir:

 

1. Nos permite a todos en casa tener un momento tranquilo y relajarnos antes de ir a la cama.

2. ¡Crea un hábito imprescindible! Si todas las noches leemos un cuento, formará parte de la rutina y crearemos el hábito. Los hábitos se crean a partir de las repeticiones y en el momento que menos lo esperemos, serán nuestros niños quienes nos digan que llegó la hora de leer.

3. Es más fácil organizar nuestro día para tener ese momento en la noche. Durante el día, la rutina está sujeta a cambios y no siempre disponemos del mismo tiempo. Pero la hora de dormir, sin excepción, siempre llega.

4. Se convierte en un tiempo de calidad bien aprovechado. Nuestros hijos necesitan la atención de sus padres fuera de la que impone la rutina del día a día. Ellos necesitan que disfrutemos con ellos y qué mejor manera de hacerlo que leyendo.

5. Los beneficios de la lectura para nuestros hijos, en general, son infinitos: les da cultura, capacidad de análisis, concentración, atención al detalle, vocabulario y ortografía, estimula su imaginación, la memoria… podría no parar.

Y aunque todos los libros pueden leerse a cualquier hora, aquí una lista de 5 en los que el personaje principal del cuento termina irremediablemente acostándose a dormir.

 

5 cuentos para leer antes de dormir

 

Tintaleo cosas que me gustanCosas que me gustan, Anthony Browne. Fondo de Cultura Económica (0-3): En este cuento Browne dibuja todo lo que le gusta a hacer a un niño: andar en triciclo, jugar con sus juguetes, patear la pelota. Pero hay también algo muy importante que le gusta hacer y que hace con el mayor placer: leer un cuento antes de dormir y soñar…

 

 

 

 

 

 

Tintaleo duerme niño duermeDuerme niño duerme, Laura Herrera. Ediciones Ekaré (3-6): Una historia ambientada en el sur de Chile en el que un niño se inquieta antes de dormir y busca excusas, preocupándose por la leche, el frío, el ruido y la luz. Sólo con un buen cuento de mamá logrará alcanzar el sueño.

 

 

 

 

 

 

 

Los sonidos de la noche, Javier Sobrino. Ediciones EkaréTintaleo los sonidos de la noche (3-9): Un chiquitín llora en la selva y no deja a nadie dormir… ¿Quién es? ¿Qué quiere? Entre todos los animales tratarán de averiguar qué pasa y cómo pueden ayudar, y lo que al final lo calma tiene mucho que ver con su mamá.

 

 

 

 

 

Tintaleo mosquito zumbador El mosquito zumbador, Verónica Uribe. Ediciones Ekaré (3-9): Un mosquito levanta a Juliana y a Andrés de su cama y los hace recorrer la selva en busca de ayuda. Allí encontrarán un personaje que no duerme de noche y que los llevará de regreso a su cama.

 

 

 

 

 

Tintalo Ramón preocuponRamón Preocupón, Anthony Browne. Fondo de Cultura Económica (6-9): Ramón tiene una preocupación que no lo deja dormir. Su abuela le enseñará la manera de delegarles esas preocupaciones a unos personajes muy interesantes, antes de que Ramón comience a preocuparse por ellos también.

 

 

 

 

 

 

¡Lean antes de dormir!:

Book lovers never go to bed alone!

Pin It on Pinterest

Share This