Si hay algo de lo que se habla con excesiva frecuencia es del rol que jugamos las madres en la vida de nuestros hijos. De ello encontraremos miles y miles de libros y artículos. Se habla de la importancia de la lactancia y del contacto piel con piel, de cómo debemos educarlos, de si es bueno o no el colecho, de si debemos o no dejar que se pasen a la cama de mamá y papá en la madrugada, de cuál es la alimentación adecuada según la edad, y una larga fila de etcéteras que, además de exaltar nuestro rol, puede resultar en momentos agobiante.

Pero permítannos queridas madres y padres, recordar que a pesar de lo que nos exija la sociedad, y de lo que las redes sociales y sus maravillosas estrategias de imagen nos hagan pensar sobre la “existencia” de hogares perfectos, la realidad es que somos humanos, nos cansamos, damos gracias, pedimos perdón, no nos las sabemos todas y necesitamos ayuda.

 

Tintaleo Papá

 

Los papás (y también los abuelos) juegan un rol tan importante, pero tan importante en la familia que resulta indispensable tomarnos el tiempo para recordárselos y agradecérselos. Nuestra obsesión por querer abarcarlo todo y ser súper mujeres puede en ocasiones darles a entender que no los necesitamos tanto cuando, en realidad, ellos hacen una diferencia invaluable en casa y en el día a día de la familia.

En este mes de junio, ya próximos a la celebración del día del padre, parece oportuno el momento para recalcar la importante labor de los papás y agradecer sus esfuerzos y, sobre todo, su paciencia. Es maravilloso ver las caras de los niños admirar esa figura paterna que frente a sus ojos tiene forma de superhéroe, es más veloz que un guepardo, tiene la respuesta a todas y cada una de sus dudas (así sean inventadas), es capaz de divertirse y entender sus juegos, auxilia a mamá en momentos de crisis, aparentemente no se cansa ni siente miedo y, entre muchas cosas más, puede inventar los mejores cuentos. Ustedes, papás, son la mejor escuela de sus hijos y, al mismo tiempo, el mejor campamento vacacional. Frente a todo esto, nos ponemos de pie.

Y, aprovechando esta ocasión, y seguros de que el mejor broche de oro para sus días son esos minutos de energía extra que invierten en sus hijos, en Tintaleo queremos recomendar los mejores libros para leer con papá.

 

Mi papa. TintaleoMi papá: Un homenaje bien merecido a ese primer superhéroe de nuestros niños. Anthony Browne enumera en Mi papá una gran cantidad de cualidades que hacen a papá una persona tan especial, divertida e importante, y las inmortaliza entre páginas que querremos leer una y otra vez.

 

 

 

 

 

 

 

Tintaleo P de papáP de papá: P de papá es un libro de metáforas en el que se ilustra a la perfección, que un padre es capaz de transformarse en mil cosas por la felicidad, tranquilidad y protección de un hijo: papá abrigo, papá avión, papá cuidador, papá grúa, papá colchón, papá doctor, papá escalera. Es un libro en el que, sin duda, aprenderás que muchas veces menos es más.

 

 

 

 

 

 

 Sofia viaja a la antartida - Tintaleo

Sofía viaja a la Antártida: Sofía viaja a la Antártida nos cuenta la experiencia de una pequeña niña de nueve años en su primer viaje al lugar más seco, más frío y más ventoso de todo el planeta Tierra. Su padre es capitán de un barco rompehielos en el que llevarán pasajeros y suministros a la estación Mawson en la Antártida. Un libro escrito en forma de diario, que intercala información con ficción, y que sin duda despertará la curiosidad de nuestros niños.

 

 

 

 

 

Chigüiro Tintaleo Libros for Kids

Chigüiro. Abo y Ata: Un libro perfecto para aquellos pequeños impacientes que tenemos en casa, desesperados porque pase el tiempo para crecer. Chigüiro quiere hacer las cosas que hacen sus abuelos. Pero para ello Chigüiro necesita ser grande. “¿Cuándo voy a ser grande?”, preguntó Chigüiro a Abo y Ata. “Cuando pase el tiempo”, le respondieron.

 

 

 

 

 

Tintaleo. El viaje de mamaEl viaje de mamá: Aunque este cuento está motivado por los cambios que puede generar un viaje de mamá, resalta de manera espectacular lo importante que es papá y lo valioso de su ayuda. Mamá elefante tiene un viaje de trabajo y, después de ayudarla a empacar, Papá elefante y su hijo la acompañan al aeropuerto para decirle adiós. La casa no es la misma y a pesar de extrañarla mucho, continúan con su día a día, algo distinto y alejado de la rutina, pero con momentos divertidos.

 

 

 

 

 

Margarita TintaleoMargarita: Este bello poema de Rubén Darío habla de la historia de una princesa que se enamora de la estrella más brillante del cielo. Con la inocencia y decisión tan comunes durante la infancia, sale en su búsqueda atravesando el mar, el cielo, la luna y más allá… pero sin permiso de su papá.

 

 

 

 

 

 

 

un abuelo si Tintaleo

Un abuelo, sí: El abuelo le regala a su nieto un perro llamado Mariscal con el cual se divierten un montón y esto da pie a que la imaginación del niño lo lleve a pensar qué otras mascotas le gustaría tener. Un pececito, un burro, una ballena, un elefante, una jirafa, un tigre… y es que todos los niños deberían tener una mascota. Menos mal que cuenta con un abuelo así, capaz de convertirse en todos los animales del mundo para hacerlo feliz.

 

 

 

 

 

 

Cuentos a patadas TintaleoCuentos a patadas: El abuelo de David es fanático del fútbol y fue futbolista toda su vida. David intenta ser como su abuelo Tomás, y aunque cree que no tiene madera para ser buen jugador, lo han escogido como titular de su equipo. A lo largo de varios capítulos, acompañaremos a David en sus partidos de fútbol disfrutando de sus anécdotas, las de su abuelo, las lecciones de su entrenador y el recuerdo de importantes momentos de la historia del fútbol (tomados de la vida real).

 

 

 

 

 

 

Tintaleo La composiciónLa composición: Pedro es un niño de 9 años cuya vida transcurre con aparente normalidad en un país regido por una dictadura militar. Su familia, que está en contra de la dictadura, se sienta a escuchar una emisora de radio clandestina, mientras tratan de mantener a Pedro al margen de la realidad. Un día, durante un partido de fútbol, Pedro y sus amigos presencian cómo un piquete de soldados apresa al papá de Daniel. -“¿Por qué se lo llevaron?”, preguntó Pedro a Daniel, quien le contestó en secreto: “Mi papá está contra la dictadura”-.

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This